Amazon: Los repartidores en la sombra de Amazon, a 5,38 € la hora: Te engañan en la entrevista

Amazon: Los repartidores en la sombra de Amazon, a 5,38 € la hora: Te engañan en la entrevista

Bookmark and Share

ANALÍA PLAZA 22.11.2017 – elconfidencial.com

Marcos vuelve al trabajo tras cuatro horas de parón. Su turno de hoy es, como el de casi todos los días, partido: ocho horas de mañana (de 8:00 a 16:00) y dos de noche (de 20:00 a 22:00). Aunque su contrato es de 38,5 horas mensuales, hace habitualmente horas de más para aumentar la nómina: con un salario base de 739 € y la hora pagada a 5,38 €, calcula que debe trabajar 252 horas para ganar unos 1.300 € al mes. Eso son 8,4 horas diarias sin descansar ni fines de semana ni festivos.

Fuente original: Amazon: Los repartidores en la sombra de Amazon, a 5,38 € la hora: Te engañan en la entrevista. Noticias de Tecnología.

Marcos (nombre modificado para preservar su anonimato) trabaja repartiendo pedidos de Amazon, pero su empresa no es Amazon sino Instapack: una de las múltiples paqueteras que el gigante ha contratado en España para realizar entregas, tanto de paquetes normales (los que no te llegan en el día) como de paquetes exprés (los que tienes en tu casa en menos de dos horas a través de Prime Now).

ANALÍA PLAZA

Para los primeros, Amazon ha pasado de trabajar sólo con las grandes (MRW, UPS, Correos y SEUR, principalmente) a crear su propia marca blanca (Amazon Logistics) y subcontratar a empresas más pequeñas que le lleven los pedidos (entre ellas, OTL, Tipsa y Ara Vinc). Para los segundos, disponibles en Madrid y Barcelona, Amazon ha contratado a Instapack (del grupo ICS), Delivery Mates (en España, una joint venture de OTL y Ara Vinc) y, en menor medida, Seur. Desde sus almacenes de Legazpi en Madrid y la calle Roselló en Barcelona salen cada día, en franjas de dos horas, decenas de repartidores de estas tres empresas a llevar pedidos urbanos bajo la marca Prime Now.

Amazon sigue dando pasos para controlar toda la cadena de suministro (del almacén a tu casa), incluida la costosa y disputada última milla (envíos rápidos dentro de la ciudad), pero aún se apoya en terceros para ello. Lo hace imponiendo su tecnología (para conductores, una ‘app’ bastante rudimentaria) y condiciones, que de agresivas han cabreado a las grandes compañías logísticas: por eso otras más pequeñas están rascando su parte del pastel.

Uno de los almacenes de Amazon en Getafe (Madrid). (Foto: A. P.)
Uno de los almacenes de Amazon en Getafe (Madrid). (Foto: A. P.)

Una muestra, explican fuentes del sector, es la actual campaña de Navidad. “Al negociar, las paqueteras importantes han dicho: ‘cojo hasta aquí. A partir de aquí, no’. Si tienen capacidad, exigen a Amazon que pague más”.

Repartidores de Prime Now: entre 5,38 y 6,30 €/hora

El comienzo de la calle Hierro, al sur de Madrid, es un constante ir y venir de furgonetas. Del número 3 entran y salen tantas que tras diez minutos en la puerta baja una reponsable de Amazon a preguntarme qué hago ahí, “que puede ser peligroso”. Es la entrada al centro de Amazon Prime Now: de donde parten todos los paquetes del servicio (salvo los de supermercados asociados, como DIA), que desde julio del año pasado ofrece entrega inmediata en la capital y 21 municipios más de 8 de la mañana a 12 de la noche.

Los repartidores de Prime Now están contratados, en su mayoría, por Instapack. “Los de Seur hacen sólo dos ventanas [franjas de reparto de dos horas]. Tienen contratos de 20 horas semanales”, explica Raúl (nombre modificado), empleado de Instapack. Además, Amazon ha empezado a trabajar con Delivery Mates. Constituida en España en noviembre 2016, comenzó a operar en marzo de este año y está, según cuentan varios repartidores, “comiéndole la tostada a Instapack”. Delivery Mates paga mejor por hora – 6,30 € frente a 5,38 € -, así que muchos desean cambiarse.

“Esto es como el fútbol: están el Madrid, el Barça y el Atleti”, continúa. “Nosotros somos el Atleti. Si Amazon supiera lo que nos pagan…”.

Repartidores a las puertas del centro de Prime Now en Calle Hierro, Madrid. (Foto: A. P.)
Repartidores a las puertas del centro de Prime Now en Calle Hierro, Madrid. (Foto: A. P.)

Las tres – Seur, Delivery Mates e Instapack – han rechazado participar en este reportaje. También Amazon, que indica que no hace comentarios sobre sus colaboraciones con empresas de transporte.

Instapack te engaña en la entrevista”, coinciden varios empleados que llevan meses allí. “Nos dijeron que sería jornada completa normal, de lunes a sábado a las 13, entre 1.300 € y 1.500 € brutos. Pintaba muy bien. Empezamos muchísimos compañeros, pero muchos se han ido. También han echado a un montón de gente”.

Sus condiciones laborales distan de las prometidas, empezando por el horario irregular. “¿Fijo? Ninguno. Por la noche mandan un WhatsApp al grupo de la empresa con la hora del día siguiente y los nombres de los que tenemos que ir”, dice Raúl mientras muestra un cuadrante con jornadas de 10-16 y 20-22 y de 10-12 y 18-22. “No nos llaman a todos. Si de repente no hay mucho trabajo, a lo mejor no estoy en la lista. ¿Y qué pasa si no trabajo? Que no lo cobro”.

Reparto sin carros y menos de 12 horas entre jornadas

Son las ocho y Marcos sale de Hierro, 3 a hacer su primera franja del día, hasta las 10. En vez de hablar en la puerta del almacén prefiere hacerlo dentro de la furgoneta, durante el reparto, para evitar represalias o soplos de sus compañeros. Así que durante hora y media – “si eres espabilado, lo haces rápido” – viajo con él entregando pedidos de Prime Now por Madrid.

(Reuters)
(Reuters)

Lo primero que choca es la ‘app’ de Amazon, que por no permitir no permite ni rotar la pantalla para llevar el móvil apaisado, como un GPS tradicional. “Ni te habla ni nada”, ríe Marcos. La ruta y direcciones de entrega salen sobre el mapa, pero es poco preciso y a veces erróneo, así que él prefiere dictárselo y dejarse guiar por Google Maps. La aplicación de Amazon, en segundo plano, monitoriza el recorrido y tiempo entre entregas.

Nos dieron carros hace 15 días. Nos dejábamos la espalda”, cuenta entre reparto y reparto. Muchas entregas son en urbanizaciones, así que de la furgoneta al ascensor (si hay) hay un trecho. “No es imposible entregar todo en tiempo, pero puede salir una ruta mala y que los paquetes pesen bastante. Hemos estado mucho meses sin carros, incluso sin cajas. Por suerte ahora ya hay para casi todos”.

“A nosotros”, apunta Roberto*, que trabaja en Instapack para Amazon Next Day, no Prime, “no nos han dado carros porque no llevamos tanto peso como los de Amazon Prime”.

La protesta de los empleados de Instapack para Amazon es lo bajo que es su sueldo: 739 €/mes y horas extra pagadas a precio de hora normal

La cantidad de trabajo ha caído en las últimas semanas, desde que Amazon subió el pedido mínimo de 19 a 40 euros en Prime. “Es cierto que para eso te bajas al Mercadona”, considera Marcos. Sin embargo, los horarios siguen siendo partidos. “Muchas veces no se descansa: sales a las 12 y al día siguiente puedes estar a las 8”. La ley obliga a que entre el final de una jornada y el comienzo de otra pasen, como mínimo, 12 horas.

Con todo, la principal protesta de los empleados de Instapack para Amazon – tanto de repartos inmediatos como normales – es lo bajo que es su sueldo: una base de 739 € al mes y horas extra pagadas a precio de hora normal.

MANUEL ÁNGEL MÉNDEZ

Según una nómina a la que ha accedido este periódico, el salario base de un mensajero – la categoría profesional que aplican – es de 738,93 € y las horas extraordinarias se camuflan en pluses de productividad. “Cobras las horas que trabajes”, afirma otro empleado que reparte pedidos de DIA para Prime. “Con un contrato de 38,5 horas por semana no llego ni a las 155 al mes, lo mínimo para cobrar la base. Las horas extra las pagan como hora normal; los festivos, también. Ni eso ni la nocturnidad viene en nómina. Sólo cotizo las horas del contrato, aunque haga casi el doble”.

El truco de las empresas para pagar menos

Los trabajadores contratados directamente por Amazon (por ejemplo, en almacén) tienen su propio convenio de empresa y pertenecen al sector de Logística, Paquetería y Actividades anexas al Transporte de Mercancías, que en Madrid se revisó en 2016. Pero hay empresas que trabajan para Amazon que se consideran a sí mismas mensajeras y aplican condiciones de mensajería, peores que las de logística.

“La línea es difusa”, apunta Luis Mercado, secretario general de transporte de Comisiones Obreras. “Un sobre se convierte en un paquete y las empresas siguen aplicando mensajería”.

El convenio estatal de mensajería no se revisa desde 2007, cuando aún ni existía Prime, y las tablas salariales de entonces cifran en 707 € el sueldo base de un mensajero. Como ese convenio caducó, una patronal del sector (Asociación de Empresas de Mensajería, AEM) firmó su propio convenio con otro sindicato (Unión Sindical Obrera, USO). Este tipo de convenios (extraestatutarios) no se publican en el BOE y ni desde AEM ni desde USO los publican o facilitan. Tanto Instapack (grupo ICS) como Seur y Tipsa, las empresas que contrata Amazon, están asociadas a AEM.

“Como mínimo, deberían aplicarnos la categoría profesional de conductor [que cobra más]”, considera uno de los empleados de Instapack . “Queríamos montar un sindicato y hablar con Comisiones Obreras. Estuvimos a punto, pero alguien avisó a los jefes, nos amenazaron y muchos se echaron para atrás. Con tanto miedo, es complicado”.

“Estas empresas suelen trabajar bajo el convenio de mensajería”, continúa Mercado. “Los trabajadores están en condiciones de 2007. No suelen ser situaciones legales, pero no están reguladas. Hay empresas que ganan clientes a costa de todo y luego pasan estas cosas”.

“Amazon era Bienvenido Mr. Marshall. Ya no”

El próximo viernes 24 de noviembre es el Black Friday, el primer día fuerte de la campaña de Navidad. El sector de la logística aún recuerda cómo el año pasado muchos pedidos llegaron tarde, incluso después de Reyes.

El año pasado fue el gran ‘boom’. Decías: Amazon me soluciona el año. Ahora Amazon no logra encontrar proveedores logísticos

“Por mucho que se hicieran previsiones, se fueron al traste”, indica Francisco Aranda, director de la patronal de logística UNO. “Nadie preveía un crecimiento tan espectacular. Muchos pedidos no se entregaron en el momento porque no sólo las empresas de logística, sino los propios ‘retailers’, se quedaron cortos”. Desde entonces, las compañías de envíos han expresado en encuentros y medios su descontento con las condiciones que exige Amazon: sus volúmenes son muy altos y sus precios muy bajos, así que no compensan.

“El año pasado fue el gran boom, la alegría. Decías: Amazon me soluciona el año”, indican fuentes del sector. “Este año se ha producido un cambio interesante. Antes era Bienvenido Mr. Marshall; ahora está teniendo que llamar a muchos sitios porque no logra encontrar proveedores logísticos. Si eres Amazon, este año de toda tu propuesta asumo un 20% o 30%. Si quieres más, pues a un precio superior”.

(Reuters)
(Reuters)

Los repartidores de las nuevas subcontratas de Amazon también se preparan. En el servicio de entrega normal (no Prime), con bases en los centros logísticos de San Fernando de Henares, Getafe y Alcobendas, la mayoría de repartidores consultados lleva menos de un mes: a veces con contrato fijo, a veces mediante ETT (la tecnológica Jobandtalent es, por cierto, la que gestiona estas contrataciones). En Tipsa, OTL y Ara Vinc el sueldo base es más alto (aunque nadie da la cifra exacta) y el volumen de pedidos actual ronda los 80 diarios, así que sus repartidores están contentos. “Seur es mucho peor. Te acuestas en la puerta”, asegura un repartidor de Ara Vinc. “Ahora Seur reparte algo para Amazon, pero poco. Rompió el contrato”.

“Instapack es la peor”, reconocen sus trabajadores. “Pero Tipsa y las demás acaban de empezar. No les ha tocado sufrir aún cuando te meten más de 150 paquetes por ruta. Verás la diferencia el próximo mes”, concluye Roberto. En su caso, la empresa les ha dicho que estos meses van a trabajar los domingos y algunos festivos, a 115 € los días 26 de noviembre, 6 y 12 de diciembre (puente) y a 86 € el domingo 24 de diciembre (Nochebuena). “Eso es lo que nos pagarán por día. El truco está en la horas: te aseguro que la cantidad de paquetes que llevaremos esos días no se hace en 9 horas”.

Etiquetado con:

Artículos relacionados