Crece el consumo de libros un 1,2 % en Catalunya

Bookmark and Share

Crece el consumo de libros un 1,2 %.

Barcelona (EFE).- El consumo de libros en Catalunya creció durante el año pasado un 1,2 %, con un 61,3 % de catalanes que dicen leer, pero el número de ventas bajó en torno a un 10 %, una evolución que se constata en el mismo sentido en el primer trimestre de 2013, según los datos ofrecidos hoy por el Gremio de Libreros.

El Gremio de Libreros de Catalunya ha presentado este mediodía los últimos datos sobre el consumo de libros en esta comunidad, a partir del Barómetro de la Comunicación y la Cultura, y ha ofrecido un avance de las previsiones de la jornada de Sant Jordi, el próximo martes día 23, donde se prevén unas ventas de unos 1,5 millones de ejemplares y una facturación de unos dieciocho millones de euros.

Este hecho, según el vicepresidente del gremio, Jeroni Boixareu, supone que las cifras “se mantendrán o irán ligeramente a la baja con respecto al año pasado”.

El día de Sant Jordi supone para las librerías catalanas entre el 8 y el 10 % de la facturación del año.

Respecto a que el consumo aumente pero bajen las ventas, tanto se atribuye a la piratería en el libro digital, como a que se acude más a las bibliotecas para el préstamo y que los lectores se prestan libros entre ellos ante un momento acuciante de crisis económica.

Durante el acto, el director de la Fundació FUNDACC, Joan Sabaté, ha comentado que de los datos del último Barómetro sobre consumo de libros, con encuestas a más de 118.600 personas, se constata que en el último año el número de lectores ha aumentado en unos 47.000.

También ha incidido en que, durante el pasado ejercicio, un 8,8 % de los que leyeron lo hicieron en formato digital -348.000 personas-, y se calcula que se descargaron de forma ilegal un 55 % de los formatos.

En este punto, el presidente del Gremio de Editores, Xavier Mallafré, ha vuelto a pedir al Gobierno la aprobación de medidas legales, tal como ha ocurrido en Francia, puesto que se calcula que el impacto en España por el efecto de la descarga ilegal es de entre 300 y 400 millones de euros al año.

Además, ha recordado que la Cultura supone el 3,5 % del PIB, frente al 4,5 % de media en Europa, “con lo que si se consiguiera un aumento de la actividad cultural incrementarían los recursos económicos y habría más puestos de trabajo”.

Respecto del perfil de los lectores -leer libros continúa siendo el segundo consumo cultural más extendido entre los catalanes, después de escuchar música- se indica que en formato papel mayoritariamente son mujeres con estudios superiores, mientras que el retrato del lector de libros digitales correspondería a un hombre de entre 20 y 44 años, con estudios superiores y de clase media-alta.

Un total de 1,1 millones de personas leyeron en catalán el año pasado, incrementándose el número en un 15 % en los últimos seis años, mientras el número de lectores en castellano ha disminuido en un 7,4 % durante el mismo período.

En cuanto a los hábitos, el informe señala que los catalanes leyeron una media de 4,3 libros, un libro más que hace seis años, y también crece en un 4 % el número de lectores que leen con más intensidad, un mínimo de 6 libros por año.

Sobre el lugar en el que han comprado, un 79 % lo ha hecho en una librería, un 16 % ha ido a la gran superficie, cadena cultural o cadena de librerías, un 4 % a un hipermercado y el 1 % al quiosco.

Por otra parte, el 4,6 % lo ha hecho a través de internet, comprándolo el 44,2 % y disponiendo del mismo sin ningún pago un 55,6 %.

Por comarcas, son el Berguedà, el Gironès y el Bages las que cuentan con más lectores y el Solsonès, Urgell y Alta Ribagorça, las que tienen menos.

Por otra parte, el Gremio de Libreros ha informado de que este año por Sant Jordi entrará en funcionamiento por primera vez “Libridata”, una herramienta informática que permite tener datos sobre las ventas de libros al instante a partir de los datos de 174 establecimientos, 91 librerías y cadenas de librerías y 83 hipermercados.

La previa de la semana del 8 de abril al 14 muestra, a partir ya de este nuevo procedimiento, que Albert Espinosa encabeza las ventas en ficción, catalán y castellano, con Brújulas que buscan sonrisas perdidas.

Ildefonso Falcones, con La reina descalza; Sarah Lark, con La isla de las mil fuentes; la saga de las Sombras de Grey; El maestro del Prado, de Javier Sierra y Victus, de Albert Sánchez Piñol, son los más vendidos en castellano.

En catalán destacan Màrius Serra y sus Plans de FuturVictus, de Albert Sánchez Piñol; L’estiu que comença, de Sílvia Soler; El carrer de l’embut, de Pilar Rahola; La reina descalça, de Ildefonso Falcones y L’últim abat, de Martí Gironell.

Leer más: http://www.lavanguardia.com/libros/sant-jordi/20130418/54371325041/crece-el-consumo-de-libros-un-1-2.html#ixzz2QvLaH0lE
Síguenos en: https://twitter.com/@LaVanguardia | http://facebook.com/LaVanguardia

Etiquetado con:

Artículos relacionados

Deja una respuesta

Your email address will not be published. Required fields are marked *