El hundimiento de la publicidad en la prensa regional

El hundimiento de la publicidad en la prensa regional

Bookmark and Share

Escrito por 

Los primeros siete meses del año han sido desastrosos para la prensa regional. En primer lugar por lo inesperado y en segundo porque los anunciantes locales han casi desaparecido, algo poco usual para un sector que sobrevivió como pocos el desplome de los diarios en papel desde comienzos del año 2008. Las cifras son preocupantes y han puesto el farolillo rojo en los grandes editores de la prensa regional que han visto como todas las previsiones de comienzos de año se han visto truncadas.

Fuente original: El hundimiento de la publicidad en la prensa regional.

En diciembre de 2015 la prensa sonreía porque la publicidad remontaba después de un lustro registrando los peores datos de su historia. La prensa regional sonreía un poco más porque sus cabeceras más representativas lograban entrar en números negros y por primera vez desde el comienzo de la crisis mejorar sus datos de facturación publicitaria. Esto hizo que muchos editores levantaran las campanas al vuelo e hiciesen unos presupuestos en positivo para este 2016.

Un error, porque en los primeros siete meses la situación fue desoladora y esto ha obligado a muchos editores de prensa regional a replantearse sus cuentas y paralizar algunas inversiones y fichajes. Las cosas no han salido como se preveía y la fuerte caída de la inversión de marcas locales se ha notado en sus ingresos. El informe de la AEDE refleja caídas de buena parte de estas cabeceras, muy por encima de la media de desplome acumulado entre enero y julio del 5% para todo el sector.

Cabeceras históricas como El Heraldo de Aragón han perdido un 10% de sus ingresos publicitarios en los primeros siete meses del año, Información (Alicante) se ha dejado un 12%, Las Provincias (Valencia) un 14%, Diari de Gironaha perdido un 20%, mientras que Diario de Mallorca casi un 18%. Diario de Altoaragón cae un 15%, El Diario de Ávila pierde un 11,5% y El Periódico de Aragón se deja un 14,5% y El Progreso (Lugo) un 15%. La Opinión de Murcia cae un 16% y La Tribuna de Albacete un 18%. Solo por nombrar las caídas superiores a los dos dígitos.

¿Qué pasará antes de que termine el año?

Esto deja muy expuestos a grupos de prensa regional muy dependientes de los ingresos por publicidad de campañas locales. El problema con toda esta situación es que nadie tiene claridad respecto de qué va a pasar en lo que queda del año. Muchos creen que es difícil que se vuelva a remontar principalmente por la inestabilidad política que mantiene paralizadas muchas inversiones en todo tipo de empresas regionales.

Una situación que evidentemente preocupa, y mucho, a los editores que ven que este año puede ser muy largo y que es difícil hacer más recortes para ajustar las cuentas. No hablamos de una situación crítica, pero sí de un proceso de adaptación para no perder fuelle y allanar el camino de cara al próximo año ¿Un curso perdido? Todavía hay esperanzas en que las cosas remonten en el último trimestre del año, pero la realidad amenaza con terminar con las pocas buenas sensaciones que van quedando.

Seguiremos Informando..

Etiquetado con:

Artículos relacionados

Deja una respuesta

Your email address will not be published. Required fields are marked *