El libro busca esquivar el impacto del dólar (Argentina)

El libro busca esquivar el impacto del dólar (Argentina)

Bookmark and Share

Paula Conde / clarin.com

El papel, la impresión y los libros de afuera están atados al precio de la divisa. Esperan aumentos del 5 al 7%.

¿Se atreverían los atracadores de La casa de papel a asaltar la casa de la moneda argentina? Entran un día con el dólar a un precio y cuando salen a la semana siguiente se dan cuenta de que los bolsones de plata que imprimieron a destajo se devaluaron y que el panorama es, al menos, incierto. Por lo pronto, el aumento del dólar (ayer cerró a 22,33 pesos) tiene un impacto directo en los importadores de libros: si bien esperan que la economía se estabilice, muchos adelantaron que aumentarán los precios desde junio entre un 5 y un 7 por ciento. Y no es que los libros de producción nacional no se vean afectados. En este caso, el impacto se debe a la suba en el papel: se espera que en el mediano plazo también repercuta en su valor.

Fuente original: El libro busca esquivar el impacto del dólar.

Por estos días, en la Feria del Libro se vio algún que otro stand que sacó de la vista los precios con los que arrancó el 26 de abril para retocarlos a la hora de una venta. De todas formas, en la mayoría de los casos y hasta que termine el evento literario el lunes, los libros mantendrán sus precios. Después, coinciden las editoriales, habrá que ver. Fuera de La Rural, una importante librería céntrica reconoció que los textos importados subieron un 12 por ciento.

“Los importados tienen que aumentar más o menos lo que se devaluó la moneda, entre un 5 y un 7 por ciento”, explicó Jorge Waldhuter, de la distribuidora que lleva su nombre. En principio, esperará a que se estabilice la situación y no concretará aumentos hasta junio. “Hay que pagar en euros o en dólares a un editor extranjero, por eso el impacto es directo para los importados. Por ahora, vamos a pérdida”, señaló. Un libro que se vende bien es Solenoide, del rumano Mircea Cartarescu: su precio es de $850 y pasará a $900.

“​

Los importados tienen que aumentar más o menos lo que se devaluó la moneda, entre un 5 y un 7 por ciento.

Jorge Waldhuter, distribuidor

Fernando Fagnani, gerente general de Edhasa, coincide: “Van a subir, pero veremos qué pasa. Venimos de tres años de caída en las ventas, así que no podés aumentar como si nada. Entre la inflación y el dólar, la rentabilidad se achica”. En el caso de Riverside, se evaluará al final de la Feria si es conveniente o no el incremento: “No se hace un aumento generalizado, sino que se evalúan segmentos, colecciones, clientes. Tal vez en algunos casos no aumentemos nada y en otros se ajuste hasta un 7 por ciento desde junio o julio”.

Al valor del dólar hay que sumar los costos de impresión para los que imprimen en el país: además del tarifazo en los servicios y los impuestos, el costo del papel. “El papel se compra en dólares, su valor cambia mes a mes. Venimos de un aumento del 10 por ciento en mayo por la inflación y estamos a tope, no podemos subir más”, consideró Ignacio Iraola, director editorial del Grupo Planeta.

“​

El papel se compra en dólares, su valor cambia mes a mes. Venimos de un aumento del 10 por ciento en mayo por la inflación y estamos a tope, no podemos subir más.

Ignacio Iraola, director editorial de Planeta

Desde Random House, su director editorial, Juan Boido, señaló que por ahora no concretarán subas, pero que en los últimos dos años los ajustes siempre estuvieron por debajo de la inflación. “La suba del dólar impacta en el papel y en la imprenta, pero no es que aumentamos todos los meses. Compramos papel con anticipación para estas coyunturas”, indicó.

Por su parte, Graciela Rosenberg, presidenta de la Cámara Argentina del Libro, aseguró que los valores se van a retocar, que muchas editoriales ya lo hicieron y que el papel nacional subió 8 por ciento en mayo. Para Trinidad Vergara, de V&R y miembro de la Cámara Argentina de Publicaciones, “ser editor en Argentina es tener la gimnasia para la inflación y el dólar. En la editorial, ya contemplamos dos aumentos del 10 por ciento en el año. Si queremos imprimir afuera, por ahora lo dejamos en pausa”

Etiquetado con:

Artículos relacionados