El PSOE se preocupa por la cultura madrileña

El PSOE se preocupa por la cultura madrileña

Bookmark and Share

JAVIER VELASCO OLIAGA / .todoliteratura.es

Durante dos días se han celebrado unas jornadas sobre el estado de la cultura en la comunidad de Madrid. Ha sido el PSOE el único partido que muestra su preocupación por la cultura y para ello ha organizado varios debates sobre diferentes áreas culturales. Ni que decir tiene que la que más nos ha interesado ha sido la dedicada al libro.

Con el título de “La Cultura madrileña toma la voz”, estas jornadas han pretendido escuchar y poner en valor las diferentes propuestas y problemas, también oportunidades, que el sector de la cultura tiene en la Comunidad de Madrid.

Fuente original: El PSOE se preocupa por la cultura madrileña – EVENTOS – TodoLiteratura – Análisis y crítica del mundo literario -.

El acto inaugural de las jornadas contó con las intervenciones de José Manuel Franco, Secretario General del PSOE-M y de Juana Escabias, Secretaria de Cultura del PSOE-M. El acto se celebró en el Centro Cultural Casa del Reloj (Paseo de la Chopera 6), muy cerca del conocido Matadero.

Durante las dos jornadas se pretendió generar un foro de encuentro y debate con más de 60 profesionales de todos los sectores de la cultura (directores, productores, autores, creadores, gestores…), organizados en 10 mesas sectoriales (Artes plásticas y visuales, Cine y audiovisual, Circo y teatro multidisciplinar, Danza, Libro, Patrimonio, Música, Teatro, Enseñanzas artísticas y Sostenibilidad de la Cultura).

“El libro es la máquina más perfecta que ha inventado el ser humano”

La mesa sobre el libro fue moderada por el periodista y poeta Francisco Castañón que señaló que “el libro es la máquina más perfecta que ha inventado el ser humano”. En la mesa dedicada al libro  intervinieron Amelia Pérez de Villar, Vocal de Relaciones con los Medios de la Asociación Colegial de Escritores de España (ACE); Carlos Ortega en representación de la Asociación de Editores de Madrid (AEM); Fernando Valverde, Secretario del Gremio de Librerías de Madrid; Manuel Gil, director de la Feria del Libro de Madrid; José María Nogales Herrera, presidente de la Federación Española de Asociaciones de Archiveros, Bibliotecarios, Arqueólogos, Museólogos y Documentalistas (ANABAD) y Luis González Martín, Director General de la Fundación Germán Sánchez Ruipérez.

Carlos Ortega de la AEM realizó un somero análisis sobre la situación de las editoriales madrileñas. “Si bien Madrid da ocupación al 53,5% de los empleados de empresas editoriales. La mayoría de estas empresas están dedicadas al libro técnico o de texto”, afirmó. Madrid parece que ha dejado a un lado la creación literaria, que han buscado su refugio en Barcelona. “En Madrid hay muy poca literatura y deberíamos renovar nuestra cartera de clientes para no anquilosarnos, quizá tendríamos que potenciar más campañas sobre la promoción de la lectura”, añadió.

Para Fernando Valverde, secretario del Gremio de Librerías de Madrid, “ser librero está en riesgo de extinción. En los últimos años han cerrado librerías emblemáticas de Madrid y aunque han abierto algunas nuevas con propuestas interesantes, cada vez hay menos librerías en Madrid”, dijo. Señaló la “debilidad estructural” que hay, sobre todo en las librerías de proximidad. “Hay que hacer un plan integral de fomento de la lectura”, expresó tajante.

Manuel Gil, director de la Feria del Libro de Madrid, apuntó a la riqueza que un acto como el que organiza trae a la capital, “es el tercer evento nacional que atrae a más personas. En tan solo 17 días pasan por la feria más de 200.000personas” apuntó. Sin embargo, este año la feria ha rozado el más sonoro fracaso. Las ventas han bajado casi un 25% según varios editores que nos se creen las cifras oficiales, si a eso sumamos lo poco atractivo que supuso que Rumanía fuese el país homenajeado, no se debería festejar tanto que el evento estuvo bien organizado.

Amelia Pérez del Villar de la ACE abogó por recuperar las humanidades dentro de los planes de estudio. El anterior partido en el poder hizo una fatal gestión de la enseñanza, al igual que de la cultura. La política sobre el libro fue nefasta. La traductora y novelista quiso destacar la poca proyección que tiene nuestra cultura en el extranjero. “La labor del ayuntamiento de Madrid en encuentros como la FIL de Guadalajara fue catastrófica”, manifestó.

Luis González Martín, Director General de la Fundación Germán Sánchez Ruipérez, cree que la cultura debe cumplir una función de servicio público. “Las bibliotecas públicas deben de estar mejor dotadas y hay que prestar mucha atención a las culturas emergentes”, propuso este gestor que no cree en las campañas de difusión de la lectura. La fundación que dirige hace aguas por todas partes por sus principios elitistas y alejados de la realidad cotidiana. Nada más hay que visitar el Matadero para darse cuenta de la pésima gestión realizada. Son las webs literarias los únicos órganos culturales que están en constante difusión de la lectura y todo ello sin ningún tipo de ayuda, ni siquiera de las propias editoriales. Los representantes de esta mesa, salvo el moderador, demostraron estar muy alejados de las necesidades que los lectores tienen.

Las jornadas fueron clausuradas por Ángel Gabilondo, portavoz del PSOE-M en la Asamblea de Madrid y candidato a la Comunidad de Madrid en las elecciones autonómicas de 2019. Gabilondo fue ministro de Educación en uno de los gabinetes de Zapatero. Es una de las pocas esperanzas que los amantes de la cultura tenemos en los políticos. En nuestra modesta opinión, el diagnóstico de la cultura y la literatura en nuestra comunidad es que está en la UCI y nadie parece saber qué hacer para mejorar a este paciente que está casi desahuciado

Artículos relacionados