Entrevista a Michael Bhaskar

Entrevista a Michael Bhaskar

Bookmark and Share

semana.com

“El libro es y será el centro de la industria”

El británico Michael Bhaskar estudia los cambios de la industria editorial en la era digital. Aunque hay quienes no le dan muchos años, explica cómo el libro impreso es un formato que se mantiene y toma fuerza.

Desde una mirada editorial, Michael Bhaskar, editor e investigador, define el libro como un marco que contiene palabras que, a su vez, le dan forma a diversos contenidos: “por eso es que ha logrado mantener su lugar, reinventarse y rejuvenecerse, porque esa forma de enmarcar contenidos se mantiene incluso en los formatos digitales”.

Fuente original: La importancia de los libros impresos; editoriales Michael Bhaskar.

Los libros no dejan de ser un referente social de intelectualidad. A propósito, Bhaskar asegura que, aún en un tiempo post-digital, la edición se aferra a los elementos básicos del libro tradicional, que no ha cambiado mucho desde su invención. Asegura que editar siempre se ha basado en la capacidad que tiene el libro como objeto y como formato para adaptarse a los públicos y a los conceptos: “incluso en estos tiempos en los que se privilegia lo interactivo y lo digital, los lectores siempre vuelven a la tradición de pasar las páginas. Quizá esa sea la razón para que anualmente se estén publicando un millón de libros en inglés”, dice.

Puede leer: Un libro de realidades y sueños

Estudió Literatura, pero también se interesó por entender la presencia del libro en la era digital, lo que lo llevó a investigar para escribir y publicar La máquina de contenido (2014), un libro en el que describe los métodos que hacen parte del proceso de edición. El investigador explicó que “si se hace una especie de zoom hacia afuera, las editoriales pueden entenderse como unas máquinas que, entre libros y periódicos, producen contenidos todo el tiempo.” Su intención, entonces, es explicar que cuando se publica un libro no se trata sólo de lanzar contenidos a un mercado y a un público, sino de someter al texto a una serie de filtros que lo acercan más a los posibles lectores.

En su conferencia, llamada “El futuro de la edición”, durante el pasado Hay Festival de Cartagena, el británico hizo énfasis en que, quienes ejercen hoy como editores, deben apropiarse de las herramientas digitales que les permitan mejorar y hacer más eficiente su trabajo que, en esencia, sigue siendo el mismo de siempre: seleccionar y organizar para dar valor agregado a los contenidos y a los productos. Por eso utiliza la figura del curador para compararla con el trabajo de quien edita, y dice que “los editores deben actuar como los curadores de la información en esta época; mientras mejor lo hagan, más exitosos van a ser. No es un trabajo que se trate sólo de publicar en un mercado, sino de definir un público atento que responda a eso”.

Le sugerimos: El libro sobre Gorbachov que causa furor

Una de sus ideas centrales es que la revolución digital cambia el ecosistema editorial, pero no el libro como producto que se sigue ubicando, junto a los lectores, en el centro de la industria. “Hay dos cosas importantes para decir: primero, cuando empezó el boom de lo digital muchos esperaron que el libro impreso desapareciera, pero todos sabemos que no fue ni va a ser así, y segundo, lo que cambia es lo que hay alrededor de la producción de la máquina editorial. Eso demuestra la resiliencia del libro”, dice.

Asegura también que los lectores siempre han estado en el corazón de la industria, pero que quienes publican los libros han estado muy lejos de su público. La era digital y el uso de plataformas interactivas y de conexión son formas de lograr y fomentar esa cercanía. Y en esa dirección también han empezado a jugar los algoritmos, como forma de rastrear por internet las preferencias de los usuarios, además de la disputa de precios entre lo impreso y lo digital.

En tiempos de convergencia, en los que conviven los análogo y lo digital, ese futuro de las editoriales, dice Bhaskar, es bastante cercano y va a ser igual al pasado, mientras se trate de ser selectivos con lo que se ofrece al mercado.

Etiquetado con:

Artículos relacionados