Javier Sierra, el Dan Brown español, se lleva los 600.000 euros del premio Planeta

Javier Sierra, el Dan Brown español, se lleva los 600.000 euros del premio Planeta

Bookmark and Share

DANIEL ARJONA / elconfidencial.com

Ha sido presentador de radio y televisión, vendido la increíble cifra de tres millones de ejemplares en todo el mundo de su novela ‘La cena secreta’, perseguido ovnis y psicofonías, y asegura que pasó una noche solo en el interior de la Gran Pirámide de Keops. Pero su experiencia más paranormal la ha vivido Javier Sierra (Teruel, 1971) este domingo 15 de octubre de 2017 al llevarse los 600.000 euros del premio Planeta. El ‘Dan Brown español’, cuyo nombre suena desde hace años como uno de los principales favoritos, se presentó al más sustancioso galardón de nuestras letras con el seudónimo de Victoria Goodman y el título provisional de ‘La montaña artificial’. El definitivo será sin embargo ‘El fuego invisible’, una novela protagonizada por un experto de la Universidad de Dublín que llega a Madrid para unirse a un extraño grupo de estudiosos que buscan… el Santo Grial. ¿A que no se lo imaginaban?

Fuente original: Javier Sierra, el Dan Brown español, se lleva los 600.000 euros del premio Planeta. Noticias de Cultura.

Al recibir el premio, Sierra ha dedicado su novela “a todos los escritores presentes en la sala, porque es en la palabra donde reside la fuerza creativa de nuestra civilización“. “¿Que es ‘El fuego invisible’? Algo que todos ustedes tienen dentro para bien y para mal, la búsqueda de una palabra que cambió el curso de la historia. Y esa palabra es… grial“.

Sus seguidores afirmarán que es un gran periodista, sus detractores responderán que se trata más bien de un ‘magufo’ solo algo menos estridente que Iker Jiménez, pero lo que nadie puede negarle a Sierra es que es un lince del entretenimiento. Y del ‘marketing’. Los hechos: en 2003, un desconocido juntaletras americano llamado Dan Brown arrasa en todo el mundo con un novela titulada ‘El código Da Vinci’. Tres años y 80 millones de ejemplares vendidos después, un poco conocido plumilla español llamado Javier Sierra fabrica su propio pastiche conspiranoico danbrowniano, protagonizado por supuesto por ‘La última cena’ de Leonardo, y se convierte en el primer español en auparse a la lista de los 10 libros más vendidos del ‘The New York Times’. Hoy, Sierra es el segundo escritor español más traducido del mundo —a más de 40 idiomas— después de Carlos Ruiz Zafón.

El Premio Planeta cumple así lo prometido tras anunciar que su apuesta de este año sería estrictamente “literaria” en tiempos de convulsiones y después de que el grupo editorial anunciara hace unos días su marcha de Barcelona por la deriva independentista. ‘El fuego invisible’ luce un buen título ‘bestseller’, cuenta con un perspicaz investigador universitario a lo Robert Langdon y promete mucha acción, muchos escenarios —todos ellos “españoles”, recalcan— y el ‘hype’ más manoseado y eficaz de la ficción histórica de enigmas: el Santo Grial.

Una finalista a lo María Dueñas

La finalista este año del Planeta ha sido Cristina López Barrio (Madrid, 1970), un ‘robo’ en toda regla al competidor Random House Mondadori, en cuyo sello Plaza & Janés publicó esta abogada y escritora su exitosa novela ‘La casa de los amores imposibles’, traducida a 15 lenguas y publicada en 20 países. López Barrio se embolsará ahora 150.000 euros con una historia titulada ‘Niebla en Tánger’ y presentada con el seudónimo de Bella Linardi. Otro idóneo artefacto para vender libros a patadas: literatura escrita por una mujer y para las mujeres (las más voraces lectoras) y peripecia romántica en la que un ama de casa aburrida viaja al norte de África a la búsqueda de un amante fugaz del que solo conserva un libro y un amuleto. ¿Les suena a María Dueñas?

Una decena de novelas quedaron finalistas del LXVI Premio Planeta que hoy se ha fallado en el Palau de Congressos de Cataluña de Barcelona, y al que se han presentado 634 obras, un récord de participación en la historia del galardón. Se han ‘fallado’, por decir algo. Los periodistas acreditados conocíamos el nombre de los galardonados desde primera hora de la tarde y, sin embargo, el Planeta ha jugado al ilusionismo habitual simulando una noche en que los distintos candidatos iban poco a poco quedando eliminados. No pasa nada, lo entendemos, pero la gala se alarga así terriblemente para contar algo que ya todo el mundo sabe.

Etiquetado con:

Artículos relacionados