Libelista: el Amazon de las pequeñas librerías

Libelista: el Amazon de las pequeñas librerías

Bookmark and Share

MATÍAS NÉSPOLO / elmundo.es

La plataforma ‘online’ Libelista, surgida por iniciativa del Gremi d’Editors de Catalunya, se consolida y expande su red de librerías de proximidad en Andalucía y Valencia.

Fuente original: vía El Amazon de las pequeñas librerías | Cataluña.

libelista

El equipo de Libelista: Laia Benet, Gerard Almirall, Àurea Juan, Antonio de Marc, Laura Garcia y Txetxu Barandiarán. https://www.libelista.com 

La parábola de David contra Goliat hasta es excesiva en este caso porque las dimensiones de los contrincantes son muchísimo más desproporcionadas. Pero no sólo por eso, sino porque el aleccionador final de la fábula es más que improbable que se produzca en la vida real, pero en todo caso la imagen es ilustrativa. Las pequeñas librerías independientes también tienen su oportunidad en la era digital gobernada por el gigante globalizado del e-commerce Amazon.

Esa oportunidad se llama Libelista, una plataforma surgida hace algunos años por iniciativa del Gremi d’Editors de Catalunya como Liberdrac, orientada en sus inicios a la venta de libros electrónicos. «Nos dimos cuenta de que el entorno estaba cambiando y a finales de otoño de 2016 reformulamos la plataforma para incluir el libro en papel», explica Àurea Juan, la coordinadora del proyecto consedes en Barcelona, Madrid y Bilbao, en el que trabaja media docena de personas (ver foto de familia).

En dos años de rodaje, la plataforma ya suma casi un centenar de librerías independientes, dos dígitos de crecimiento porcentual en el último año, y una expansión sobre todo en Andalucía y Valencia en el último verano (seis y cuatro librerías asociadas más respectivamente; y en Cataluña ya son 42 librerías en red a la fecha).

El fondo de más de 300.000 títulos vivos «se cruza en cada caso con el stock de la librería más próxima», explica Juan. Los lectores además eligen al utilizar Libelista su librería de proximidad de cabecera. «En precio ya competimos con Amazon, que sigue siendo más rápido, pero también estamos avanzando mucho en velocidad de porte», dice la coordinadora. La diferencia entre comprar a través del gigante y a través de la plataforma de las pequeñas independientes está clara. «Con Libelista el lector puede elegir entre recoger el libro en su librería o que se lo traigan a casa. Aportamos el valor del conocimiento del librero y el lector sabe que su dinero va a una librería», explica Àurea Juan. La red permite incluso que un lector habitual de una librería de Bilbao que está de viaje en Barcelona, recoja su libro, si le apetece, en una tienda de la ciudad a su elección. «En este caso ambas tiendas se llevan un tanto por ciento y todos ganan», apunta la directiva. «Libelista es una apuesta por el comercio local y la librería de proximidad. Queremos llegar a las 300 tiendas asociadas y no es ninguna locura», dice Àurea Juan, «porque nuestro ritmo de crecimiento es muy alentador».

Artículos relacionados