Los problemas económicos de la prensa catalana

Los problemas económicos de la prensa catalana

Bookmark and Share

Publicado en Prensa PR

La venta y difusión de ejemplares no para de caer en el sector de la prensa desde la última década y la catalana no es una excepción, máxime con la situación de inestabilidad que vive esta comunidad autónoma. Mientras las versiones digitales de los diarios editados en Cataluña baten récord de visitas, el papel sigue agonizando en las calles y por el momento los ingresos digitales siguen siendo insuficientes para paliar las pérdidas de los ejemplares en papel.

Fuente original: Los problemas económicos de la prensa catalana.

En este escenario crítico otro hándicap se une a la prensa catalana y no es otro que la aplicación del artículo 155 que ha provocado la intervención y la paralización de los presupuestos. Una situación que obviamente se hace extensible a las ayudas y a la inversión publicitaria institucional que se realiza en los medios. De esta forma las cabeceras catalanas pasan por una aguda crisis que mantiene en vilo a los trabajadores de estos diarios que ven con miedo como pasa el tiempo y la formación de un nuevo Govern (que acabaría con el 155) no termina de llegar.

Lo hemos visto en El Periódico de Catalunya que se encuentra inmerso en un ERE que podría afectar a 170 personas. Tampoco se ha librado La Vanguardia, que además de rebajar su línea editorial cercana al independentismo también se ha visto privado de las ayudas de la Generalitat. Es por ello que la idea de ambas cabeceras es extender su poder de influencia en enclaves como Madrid para buscar fuera ingresos extra que mejoren sus cuentas de resultados como os contamos recientemente en prnoticias.

Y sin duda los que más están sufriendo este recorte obligado de los ingresos procedentes de la Generalitat (vía publicidad o ayudas) son los diarios próximos al procés y escritos en catalán. Hablamos principalmente de Ara y de El Punt de Avui, que pasan por algo más que apuros económicos en los últimos tiempos. Mientras el primero intenta sobrevivir a la espera de que vuelva a abrirse el grifo institucional, el segundo agoniza con el constante despido de trabajadores e incluso con la pérdida de su sede en la ciudad condal.

Seguiremos Informando…

Etiquetado con:

Artículos relacionados