¿Por qué las tecnológicas pagan tan pocos impuestos en España y cómo evitarlo?

¿Por qué las tecnológicas pagan tan pocos impuestos en España y cómo evitarlo?

Bookmark and Share

 / elblogsalmon.com

Es de dominio público que los grandes de internet tejen complejos entramados fiscales para tributar en países de baja fiscalidad, en perjuicio de los países donde verdaderamente desarrollan su actividad comercial y/o de ventas minoristas. La legalidad de dichas novedosas formas de evadir impuestos, no las convierte ni mucho menos en actividades éticamente aceptables.

Fuente original: ¿Por qué las tecnológicas pagan tan pocos impuestos en España y cómo evitarlo?.

La dinamización de internet, así como el crecimiento exponencial que supone el progresivo trasvase de las actividades de la economía tradicional, o también conocidas como del brick-and-mortar, hace que las economías desarrolladas no puedan dilatar ni un año más el evidente “agujero” de las regulaciones fiscales. Este “agujero” permite injustamente que estas empresas se acojan a una forma de desarrollar la actividad empresarial que, con la generalización de la tecnificación de la práctica totalidad de los sectores de la economía, supondrá un insostenible socavón fiscal que no puede traer en el largo plazo nada más que una insostenibilidad económica de los países forzados a donar impuestos.

La evidencia del trasvase fiscal

Por Que Las Tecnologicas Pagan Tan Pocos Impuestos En Espana Y Que Se Puede Hacer Para Remediarlo 3

Una mañana del pasado mes de Junio, desayunamos con la mediática noticia de que inspectores de Ministerio de Hacienda habían irrumpido en la sede de Google en la madrileña Torre Picasso y en el Google Campus para investigar las actividades de la multinacional, según pueden leer en esta noticia. La justificación que había ante aquella actuación era que perseguían a empresas que realizaban una “planificación fiscal internacional agresiva”, entendiendo por este difuso término las actividades por las cuales las multinacionales “se aprovechan de las lagunas e inconsistencias de las normas de fiscalidad internacional que permiten la reducción de las bases imponibles en aquellos territorios en los que se produce la generación de valor, así como el traslado de beneficios a territorios de baja o nula tributación, donde la actividad económica es escasa o inexistente”. Pero, para nuestra desgracia, esto no supone un caso aislado, y el mal es común a otras grandes empresas del sector, según pueden leer en esta otra noticia.

Algunos analistas les hablamos desde hace tiempo de este problema común a la mayoría de las economías desarrolladas, por el que se produce un trasvase fiscal hacia economías de bajos impuestos que logran su sostenibilidad por una fiscal y particular economía de escala, que les permite recaudar más por volumen de empresas, en vez de por tipo impositivo. Para que se hagan una idea de la magnitud del problema, les puedo citar cómo un conglomerado mastodóntico de internet como Google apenas ha pagado en España una factura fiscal de 8 millones de Euros en los últimos ocho años, y en 2015 tan sólo 2,2 millones de Euros. Pueden leer los detalles en esta poco reveladora noticia, y digo “poco reveladora” no por la calidad de la información del diario El Español, que nos trae un buen artículo, sino porque el hecho en sí es algo que todos suponíamos desde hace tiempo, y que era ya vox pópuli.

La insostenibilidad de estas tretas fiscales

Por Que Las Tecnologicas Pagan Tan Pocos Impuestos En Espana Y Que Se Puede Hacer Para Remediarlo 4

Es evidente que, para las economías fiscalmente “donantes”, este trasvase fiscal que acapara actividad económica de un país para tributar en otro resulta insostenible en el largo plazo. Es evidente que el ansia trimestral de reporte de resultados de las grandes tecnológicas del planeta les hace caer en un constante cortoplacismo que no repara en que su política fiscal es un pan para hoy hambre para mañana, puesto que liquida literalmente la demanda en países de los que ingresa y a los que corre el riesgo de acabar empobreciendo. Es evidente que los países perjudicados deberían endurecer sus laxas regulaciones fiscales que permiten este tipo de tretas legales. Y por último, es evidente que este tipo de inspecciones son una noticia positiva para aquellos que aportan actividad a estas multinacionales, pero no reciben impuestos a cambio.

Supongo que, al igual que un servidor, ustedes ya son conscientes de la injusticia económica que supone este tipo de trasvases fiscales, pero aquí me gustaría llamarles la atención sobre la urgencia de tomar medidas al respecto. Por que se hagan idea, las cinco compañías más grandes del mundo por capitalización bursátil a finales de Julio son por este orden: Apple, Alphabet (Google), Microsoft, Amazon y Facebook. Pueden leer los detalles en esta disruptora noticia de la publicación Slate. Todas estas compañías son estandartes de la tecnología y de la nueva economía. La unión que supone que estos recuelos fiscales sean aprovechados de forma habitual por muchas de las compañías tecnológicas, unido a la evidencia de que las tecnológicas son ya más que relevantes en la economía actualmente (y la dominarán completamente en un futuro que está a la vuelta de la esquina), hacen que haya que corregir este tipo de desviaciones, y son los gobiernos de los países perjudicados los que han de pasar a la acción de forma coordinada.

Por Que Las Tecnologicas Pagan Tan Pocos Impuestos En Espana Y Que Se Puede Hacer Para Remediarlo 5

Como les decía antes, es la dictadura del “quarter” (de la que ya les hablé en este artículo) la que impone a las empresas un cortoplacismo que además no lleva a ningún sitio. Algunos aducirán que en los países desarrollados la carga fiscal es demasiado elevada, y que por ello es lógico que haya países que decidan romper con este modelo altamente impositivo. Sin ánimo de entrar en este eterno y subjetivo debate, me limitaré a afirmar que lo que hacen ciertos países no es una competencia fiscal como tal, puesto que si fuese el tipo impositivo europeo lo que les preocupa habrían llevado a Bruselas medidas para rebajar la factura fiscal de forma coordinada en todos los países, y además se habrían encargado de fomentar un caldo de cultivo empresarial más allá de la mera rebaja fiscal, que mayormente tan solo pretende atraer a multinacionales extranjeras que quieren desarrollar actividad comercial en Europa, sin aportar demasiado valor al tejido empresarial del viejo continente.

LA REBAJA FISCAL DE CIERTOS PAÍSES NO VIENE ACOMPAÑADA DE PROPUESTAS COMUNES PARA REBAJAR LA FACTURA FISCAL EN EUROPA

Efectivamente, más que competencia fiscal, esta política fiscal puede ser tildada de competencia desleal, puesto que su rebaja fiscal no viene acompañada de propuestas comunes tangibles para corregir un modelo que se supone que creen equivocado, sino que pretenden simplemente implantar un modelo recaudatorio a la sombra del mercado de consumidores europeos. Obviamente esto lo hacen pasando de puntillas por el hecho de que, si todos los paises hiciésemos lo mismo, al final entrariamos en un juego de suma cero en el cual acabaríamos todos repartiéndonos el mismo número constante de empresas. Insisto en que no quiero entrar en el debate de si esto supondría un incentivo para la actividad empresarial que podría revertir en mayor riqueza para Europa, sino que tan sólo me estoy limitando a hablarles de que no tiene mucho sentido emprender este tipo de medidas a título individual, con la única intención de pretender vivir simplemente de atraer sedes sociales que succionan impuestos de los países que les aportan su actividad.

El origen y la causa del problema

Por Que Las Tecnologicas Pagan Tan Pocos Impuestos En Espana Y Que Se Puede Hacer Para Remediarlo 6

Pero parémonos a analizar el por qué puede parecer que la mayoría de los países desarrollados son tolerantes con este tipo de empobrecimiento fiscal. Tras esta permisividad pueden estar obviamente los clásicos problemas de los intereses creados, los grupos de influencia, y las puertas giratorias. Pero más allá de la evidente lacra que suponen este tipo de factores cuando se traducen en actividades que van en contra del interés general, me gustaría reflexionar con ustedes sobre la enorme dificultad que supone perseguir este tipo obras de ingeniería financiera.

Entramos pues en el farragoso terreno de internet y el hecho de que, en nuestro mundo de hoy en día, conviven un mapa mundi de fronteras políticas a la vez que tenemos un internet en el que uno traspasa la frontera con hacer un simple click en una página o en otra. Si se dan cuenta, la principal parte del problema radica en el vacío fiscal (e incluso legal) que introduce el hecho de que un servicio, como por ejemplo Facebook, sea gratuito en los países donde presta sus servicios a los usuarios con su aplicación (y por lo tanto no tributa), pero sin embargo genere de forma virtual cuantiosos ingresos en la matriz a miles de kilómetros de distancia.

Por Que Las Tecnologicas Pagan Tan Pocos Impuestos En Espana Y Que Se Puede Hacer Para Remediarlo 1

Pero yendo un poco más allá, piénsenlo bien, ¿Cómo se puede regular la parte del negocio, de por ejemplo un Google, que viene un país concreto? Piensen en el ecosistema de Android, en el buscador de Google, o en su perfil de Facebook. ¿Cómo saber cuál es exactamente la traducción en euros de lo que publica usted como españolito en su muro, que Facebook traduce en un perfil social que utliza para venderle publicidad, que a su vez puede ser que a usted le sirva (o no) para comprar un producto a la empresa que ha contratado la publicidad de Facebook. No hablo de la compra final en sí, que es fácilmente fiscalizable, si no de todo lo que hay entremedias, y que da la casualidad de que es de lo que se nutre una parte importante de los beneficios de ciertas compañías tecnológicas. Espero que a estas alturas ya estén de acuerdo ustedes en que, hoy por hoy, hay una imposibilidad de definir en internet el origen y la cuantía de los beneficios, y por lo tanto el destino y el tipo de los impuestos a pagar en cada país.

PARA APOYAR UN NUEVO MODELO, NO HAY IMPOSIBILIDAD TÉCNICA, SINO LA NECESIDAD DE UNA REGULACIÓN COMÚN INTERNACIONAL

No les digo que sea técnicamente imposible, todo lo contrario, los avances tecnológicos de hoy en día permiten este tipo de trazabilidad y más. El tema es que debe existir una regulación coordinada a nivel cuasi-global que obligue a las empresas a desarrollar este tipo de modelo de ingresos en sus balances. Pero claro, aquí topamos con el problema de siempre: una vez que ya hay ciertos países con intereses creados en que la injusticia contable y fiscal perviva, será muy difícil alcanzar un consenso internacional para corregir un problema que a día de hoy ya beneficia generosamente a algunos. Pero no se queden con la idea de que creo que este tipo de imposibilidades actuales derivadas de la virtualidad de internet son la única causa del problema que describimos. Como les decía antes, hay también “recuelos” legales que permiten este tipo de trasvase fiscal. De hecho, hay importantes empresas de comercio minorista, que realizan ventas fiscalmente traceables y computables en nuestro pais, pero que tienen un entramado societario con domiciliaciones en Luxemburgo que les permiten desviar impuestos de forma totalmente legal, pero éticamente injusta.

La raíz común de este tipo de problemas es la clásica asimetría que ocurre cuando, como casi siempre, la legislación va por detrás de la actividad. Mientras tanto, sólo nos queda esperar seguir leyendo noticias de cómo los inspectores de Hacienda de los países convertidos en ONGs fiscales escudriñan hasta el último apunte contable de las compañías que son gigantes tecnológicos, pero que sólo dan una exigua propinilla en impuestos. No obstante, no olviden que nuestros inspectores no pueden hacer magia con la legislación vigente, y que para que su burocrático trabajo se traduzca en justicia fiscal, además hay que darles herramientas verdaderamente útiles y eficaces. Si no, todo lo que tendrán ustedes serán mediáticos titulares para contentar a una opinión pública que luego nunca llegará a saber que las diligencias abiertas acabaron quedando en simple agua de borrajas

Artículos relacionados

Deja una respuesta

Your email address will not be published. Required fields are marked *