¿Salta la alarma?, sobre Amazon, librerias, distribuidores y muchas cosas más

¿Salta la alarma?, sobre Amazon, librerias, distribuidores y muchas cosas más

Bookmark and Share

Manuel Gil / /antinomiaslibro.wordpress.com

Hace unos días me tomé un café con un amigo periodista al que considero de los mejor informados del país en temas de evolución del sector, en la conversación me comentó la preocupación de los grandes grupos editoriales por el aumento de cuota de Amazon en España, básicamente a raíz del aumento enorme de cuota en la venta de libros en papel experimentada en estos años, del digital no hablo pues ya sabemos que su cuota es de liderazgo absoluto.

Fuente original: ¿Salta la alarma? – Antinomía libro.

Según esta fuente, la cuota final, sumando papel y digital estaría en torno al 8% del comercio total del libro en España, es decir, si el volumen comercial en mercado interior de España es de 2.257 millones de euros, Amazon comercializaría  180 millones de euros. Además, a esta cifra habría que añadir el fenómeno de la autopublicación, cuya cifra es un misterio sin resolver. De ser cierto este dato, y tiendo a pensar que lo es, este aumento de venta de libros en papel a través del ecommmerce de Amazon debe estar repercutiendo de manera directa y frontal en establecimientos comerciales físicos, tanto librerías independientes como cadenas.

Es evidente que los datos de volumen de Amazon los tienen los distribuidores, al menos en una parte muy importante, pero también la red de librerías que han afiliado a su sistema, una red capilar de una extensión enorme, esta desagregación de datos procedentes de multitud de sitios hace muy difícil el obtener la cifra final, y esto me lleva a una reflexión muy seria sobre el tema, ¿no se podría montar una plataforma de comercialización similar desde CEGAL EN RED? No olvidemos que la red de librerías, todavía muy densa, constituye en sí misma una red nacional de librerías, y otras ideas más como reflexión, ¿estamos a tiempo de montar una red? ¿hace falta tecnología o algo más?

A raíz de esta revelación me puse a mirar los datos de evolución de librerías, pues hace unas semanas CEGAL subió a su página el “Barómetro de Ventas 2015” y el “Mapa de Librerías de 2015“. Es importante señalar del nuevo censo que están excluidas del mismo tanto las cadenas como las grandes superficies. En este sentido la nueva clasificación de la CNAE respecto a la definición y acotamiento de lo que es una librería otorga una mayor precisión al censo que presenta CEGAL. Se pasa de contabilizar puntos de venta de libros a un concepto de librería de mayor precisión.

mapa-1

CEGAL identifica estas 3824 librerías desde los datos y cifras del INE, esta entidad relacionaba un total de 5945 librerías en 2014, y 7074 en 2008. Es evidente que la amplitud de medida del INE requería trabajar en un censo preciso de librerías, que es en definitiva lo que ha hecho CEGAL. El problema que se observa en este censo es el referido al número de librerías por cada 100.000 habitantes, pues hay comunidades donde la debilidad del tejido es más elevada que en otras.

mapa-2

Por Comunidades Autónomas destacan Madrid con 593 librerías (el 15,5%), Catalunya con 480 (12,6%) y Andalucía con 473 (el 12,4%), sobre el total de 3.824. Las comunidades con menor número de librerías son La Rioja y Cantabria.

mapa-3

Es evidente que hemos perdido tejido librero, que han desaparecido librerías de fondo importantísimas en numerosos municipios, pero es también evidente que todavía queda un tejido que, a poco que se le ayude y apoye, todavía puede soportar el desarrollo de una industria que debe reflexionar acerca de unas cifras de producción absolutamente desmesuradas. “Después de ver estas cifras hay que reconocer la importancia a nivel general de la librerías, así como la importancia como canal principal de venta de libros, la importancia en ocupación directa e indirecta, la importancia como red de establecimientos culturales de proximidad, la importancia en el tejido social de servicios, etc.”

Una consulta al “Barómetro de Ventas 2015” nos señala   que las ventas anuales de 2015 ascendieron a 736  millones de euros, lo que indica un aumento medio del total de ventas anual del 4,0%, respecto a las de 2014.

“Las librerías generales de fondo siguen acaparando el grueso de ventas (36,4%), aunque las librerías generales de proximidad -que son el contingente más numeroso- aumentan su presencia al 22,1% de las ventas. Territorialmente, el 62,8%de las ventas se concentran en las ciudades de más de cien mil habitantes y Catalunya (16,5%), seguida por Madrid (16,3%) y Andalucía (12,1%), sigue liderando las ventas por CCAA.”

El número de ejemplares vendidos en 2015 fue de 43.403.659 millones, lo que supone un aumento anual medio del total de ejemplares del 3,1%.

En resumen, pese a que considero que la crisis está lejos de superarse, al menos la situación parece haber tocado fondo. No tiremos cohetes ni descorchemos el champán. La fragilidad y volatilidad de estos crecimientos es justita, y las cifras todavía muestran alejamientos descomunales respecto a las cifras de 2008, cifras que no sé si volverán. Y si Amazon sigue aumentando su cuota de venta en papel será a costa de librerías y cadenas, y esto sí que hace saltar las alarmas. El mercado del libro ha decrecido de manera violenta en estos años y sus posibilidades de recuperación están por ver, de ahí que comprenda que el tema comience a preocupar a los grandes grupos editoriales, uno comienza a preocuparse cuando le aprieta el zapato,  sin tejido de librerías la mayor parte de las editoriales están muertas. La pena es que hayan tenido que pasar ocho años para comprenderlo. Y mi felicitación a CEGAL por poner al día todos los informes.

 

 

 

Escrito por Manuel Gil

Nacido en Albacete, es licenciado en Psicología por la Universidad Complutense de Madrid, Master en Dirección Comercial y Marketing por el Instituto de Empresa y miembro de la primera promoción del Programa Avanzado de Dirección de Empresas Editoriales del Instituto de Empresa. Tras más de 35 años de experiencia profesional en importantes empresas del sector del libro –Cadena de Librerías 4Caminos, Paradox Multimedia, Marcial Pons, Ediciones Siruela, Odilo TID– en la actualidad compagina con su labor como profesor de diversos Masters en España y América con tareas de consultoría en el sector del libro.

Un comentario

  1. Las librerías, en tanto no se diferencien de Amazon, por atención y servicio, lo tienen complicado.

    Un ejemplo: un jueves fui a la librería más cercana a mi casa (Casa del Libro), a comprar un libro (de no ficción) y, como no lo tenían, me ofrecieron traerlo para el martes siguiente. ¿Cinco días después, cuando con Amazon lo puedo tener en máximo 48 h? Si Casa del Libro necesita casi una semana para servir un libro es entendible que se acabe comprando en Amazon.

    Cambiar o revertir parte de la situación ahora es más complicado, pero si no se esfuerzan “los grandes”, que son quienes tienen el poder real de cambiar y hacer frente a empresas como Amazon, poco se puede hacer desde la periferia.

    Responder

Responder 

Etiquetado con:

Artículos relacionados

Deja una respuesta

Your email address will not be published. Required fields are marked *