Vuelta al cole – La lucha a golpe de clic por reinar en el mercado de los libros de texto

Vuelta al cole – La lucha a golpe de clic por reinar en el mercado de los libros de texto

Bookmark and Share

MARINA ALÍAS / 25.08.2017 – 04:00

La vuelta al colegio se acerca y, aunque el uso de los libros de texto en los centros educativos está cada vez más cuestionado, hasta nuevo aviso las familias tendrán que desembolsar algo más de 200 euros por cada hijo escolarizado entre los 3 y los 17 años para el curso 2017-2018, siendo los estudiantes de Bachillerato los que más gastan con 300 euros de media frente a los 131 de los de Educación Infantil, según la última encuesta realizada por la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU).

Además, la organización revela que el gasto total promedio ascenderá a 1.212 euros, resultado de la suma de libros de texto, ropa, cuotas escolares, transporte, comedor y actividades extraescolares, un presupuesto que dependerá del tipo de centro. Quienes acudan a colegios públicos pagarán una media de 841 euros al año, los que lo hagan a un centro concertado abonarán 1.856 euros y aquellos que asistan a un centro privado tendrán que pagar un total de 4.086 euros.

Las plataformas de venta online se han convertido en una alternativa a los canales de venta tradicionales, como librerías y grandes superficies, que cada vez eligen más familias”

PUBLICIDAD

De acuerdo a la OCU, la diferencia en el gasto medio puede variar hasta en más de 3.000 euros en función de si el centro escolar es público o privado. ¿El común denominador de los padres? La mayoría busca ahorrar y la compra por internet gana terreno a las librerías tradicionales. A golpe de clic, Amazon, El Corte Inglés, LaCasa del Libro o Carrefour luchan por hacerse con el control del mercado del libro de texto.

“En el 2016 las ventas online hansupuesto el 60% y este 2017 seguro que la cifra ascenderá a un 70%, consecuencia del cierre de librerías”, dice José Antonio López Vizcaíno, presidente de la Asociación de Libreros de la Provincia de Alicante. Y recuerda que en agosto, todas las librerías comenzaban a preparar los libros y en septiembre  salían a la venta: “Suponía un ingreso extra importante para el sector”.

“Ahora, el volumen de pérdidas es equiparable al 60% que suponen las ventas online. A eso hay que añadir la moda de reutilizar  los libros de cursos anteriores, como se vine haciendo por comunidades”, explica. Y hace hincapié en que las librerías “no pueden tener los mismos precios de una gran superficie”.

“Al modificar la Ley del Libro, el  precio de los libros de texto pasa a ser libre, no sé si la intención era el abaratamiento de este, pero no fue así. Son más caros, los centros comerciales venden según reza su publicidad al costo y se da la circunstancia de que pueden ser más baratos en el centro comercial que al precio al que los compra el librero en el distribuidor, algo que ya hemos denunciado”, lamenta. “Creemos que esto se puede dar por parte de la gran superficie al comprar directamente a la editorial, algo que el librero no puede hacer”, argumenta López Vizcaíno.

Los que más gastan son los alumnos de Bachillerato con 300 euros de media por curso
Los que más gastan son los alumnos de Bachillerato con 300 euros de media por curso Efe

Motivaciones

Pero las grandes superficies, aunque muchas disponen de plataformas online para comprar, también han visto mermada su clientela con la irrupción de gigantes como Amazon. “Al igual que en otro tipo de productos, la irrupción de las plataformas online ha supuesto un cierto cambio de hábitos en los consumidores. Muchos consumidores deciden comprar los libros de texto a través de ellas, que se han convertido en una alternativa a los canales de venta tradicionales, como librerías y grandes superficies. Es una tendencia cada vez más asentada entre los consumidores”, explican a altavoz desde la OCU, que ha puesto a disposición de los consumidores un comparador de precios libros de texto online.

Dese la organización insisten en que no cabe duda de que cada vez más consumidores utilizan internet para comprar los libros de texto: “Es una tendencia al alza en los últimos años que se ha consolidado ya de forma definitiva. Que el consumidor disponga de diferentes alternativas para comprar los libros de texto es muy positivo, cada uno decidirá en función del precio, la calidad del servicio, la rapidez en la entrega o la amplitud del catálogo donde adquirir los libros de texto”.

El precio, la amplitud del catálago y la calidad del servicio son las causas que determinan la elección final del consumidor”

Entre las motivaciones que llevan a una familia a elegir uno u otro canal para comprar, OCU asegura que “dependen” del tipo de consumidores. “No todos buscan lo mismo. Algunas familias buscan sobre todo precio y van allí donde es más barato. Hay que recordar que los libros de texto de la Enseñanza Obligatoria, Primaria y Secundaria, tienen precio libre y las diferencias de precio son notables, de hasta un 21% en el precio de los mismos libros entre diferentes tipos de establecimiento”, reseñan. En Infantil y Bachillerato el precio es fijo con un descuento máximo del 5% y 10% en ferias.

Y agregan que otras familias priman el servicio y la comodidad de encontrar todos los libros de su lista en el mismo establecimiento y optan por la reserva anticipada en establecimientos o incluso en los propios colegios o a través de las asociaciones de padres. “El precio, la amplitud del catálago y la calidad del servicio son las causas que determinan la elección final del consumidor”, dicen.

Mientras que los libros de Infantil y Bachillerato tienen precio fijo los de Primaria y Secundaria dependen de los comerciantes
Mientras que los libros de Infantil y Bachillerato tienen precio fijo los de Primaria y Secundaria dependen de los comerciantes Efe

Vuelta al cole ‘online’

Este curso, Amazon ‘vuelve al cole’… y a sacudir el mercado de los libros de texto, un negocio en el que irrumpió hace justo cinco años. A través de su plataforma LibrosDelCole.es pretenden agilizar al máximo la experiencia de comprarlos para lo que quieren prescindir de la necesidad de buscarlos uno a unopor título o por ISBN. El cliente solo tendrá que elegir cuál es el centro educativo de tus hijos; escoger cuál es el curso al que pertenece el alumno y, en un tercer paso, aparecerán todos los libros disponibles para sus clases, además de otras herramientas complementarias como los diccionarios.

El 40,2% de los padres valora poder recibir el pedido cómodamente en casa sin necesidad de cargar con los libros de texto, el 40,4% destaca una mayor agilidad y accesibilidad a las listas de libros de clase”

“Según la encuesta que realizamos de forma anual para la campaña de vuelta al cole, la comodidad es uno de los principales factores que anima a las familias españolas a hacer las compras de libros y material escolar online. El 40,2% valora poder recibir el pedido cómodamente en casa sin necesidad de cargar con los libros de texto, el 40,4% destaca una mayor agilidad y accesibilidad a las listas de libros de clase, mientras que el 34,2% destaca poder comprar todo el material de una sola vez”, explican fuentes deAmazon.

De acuerdo a la compañía estadounidense el 35,8% de los padres argumenta que lo que menos les gusta de la vuelta al cole es tener que esperar para obtener la lista completa de libros del curso siguiente. Además, el 37,8% reconoce que hacerse con todos los libros de texto les lleva varios días porque no suelen estar disponibles al mismo tiempo.

“Un 22,4% de las familias que recurre a la vuelta al cole online señala como principal ventaja la posibilidad de encontrar todos los libros en el mismo lugar y de una sola vez y el 17,2% afirma, incluso, que comprar todo el material escolar de sus hijos les lleva menos de una hora gracias al ecommerce“, destacan. Unas preferencias aprovechadas también por El Corte Inglés, que ha habilitado su propia portada de reservas para buscar de una sola vez todo el listado, o por La Casa del Libro, que en su web ha lanzado la sección Libros de Texto.

Amazon irrumpió en el mercado de los libros de texto en 2012
Amazon irrumpió en el mercado de los libros de texto en 2012 Amazon

Un negocio de 856,04 M€

Aunque en algunas CCAA los libros de texto son gratuitos -o existen distintas ayudas económicas para las familias-, en otras siguen encareciéndose. En 2016, la facturación del sector fue de 856,04 millones de euros, un 3,4% superior al año anterior, cuando se vendieron cerca de 46 millones de ejemplares de todos los niveles educativos, desde infantil hasta bachillerato, de acuerdo con el estudio Comercio Interior del Libro en España 2015 de la Federación de Gremios de Editores de España (FGEE).

Esta cifra, en parte causada por la renovación del material de 2º y 4º de la ESO establecida en el calendario de implantación de la LOMCE, es la más alta de los últimos años, y se acerca a los niveles de antes de la crisis, en 2008, cuando se facturó la mayor cantidad de los últimos once años con 898,280 millones de euros.

El mercado es tan jugoso que todos quieren participar e, incluso, algunos lo hacen cometiendo trampas. A finales de marzo de este año la CNMC abrió una investigación por un posible cártel en las editoriales de libros de texto

El mercado es tan jugoso que todos quieren participar e, incluso, algunos lo hacen cometiendo trampas. A finales de marzo de este año la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) enviaba un comunicado anunciando que había abierto una investigación por posibles prácticas anticompetitivas en el mercado de la edición y comercialización de libros de texto no universitarios.

El regulador sospechaba de “posibles acuerdos o prácticas concertadas entre distintas entidades, para limitar o coordinar las políticas comerciales que pueden promover los cambios de editoriales de referencia para los libros de texto de los distintos centros educativos no universitarios en España”. “Los días 28, 29 y 30 de marzo se han efectuado visitas domiciliarias e varias de las editoras. La inspección ha sido el paso previo al proceso de investigación de las supuestas conductas anticompetitivas”, aseguraban.

Supuestos de cártel en las editoriales. La CNMC, que calificó la infracción de “muy grave”, puso en marcha su Programa de Clemencia, que permite a las empresas que forman parte de un cártel y pongan en conocimiento de la Autoridad de Competencia su existencia para que lo investigue, la exención del pago de la multa que pudiera corresponderle o, una reducción del importe de ésta, si la Autoridad ya tenía conocimiento de dicho cártel, y siempre y cuando las entidades aportasen elementos de prueba.

Etiquetado con:

Artículos relacionados